martes, 18 de marzo de 2008

Juro que no hablaré más de los Emos

Ok si, a muchos les parecen feos, concuerdo con que es la paja del mundo pensar que la vida no te dará mas cuando puedes comprarte unos Converse de los más caros, siendo que hay gente que no tiene piernas, o para comer etc... y se que mi opinión puede o no importar, pero si hay algo que me cae peor que un wanabe de subcultura es la intolerancia.

Y bueno, todo podria ser muy fácil si solo fuera una pelea de tipos en la Glorieta de Insurgentes, pero creo que se desvía la atencion de temas realmente importantes, y pasa lo mismo que con la joteria, tan querida por este blog, que una ideología o una forma de ser, nos deja cegados con aspectos bastante tontos y perdemos de vista el potencial de cada persona.

Me pronuncio en contra absolutamente de la violencia en cualquier forma, y sobre todo cuando esta violencia resulta contraproducente y ahora todos hablamos de Emos!... el Emo es una moda, que se basa en una ideología, como lo fueron los Hippies, los Punks, Skaters, etc. y han perdido su fuerza, por la falta de adversarios y crítica, por su adición a la sociedad.

Por lo anterior, como a mi no me agradan, propongo no volver a hablar de ellos de forma hiriente, para mi solo serán la masa que predomina entre los jovenes de 15 a 20 años, que usan ropa de rayitas y la mayoria son muy delgados...Viva la tolerancia! jejejejeje

3 comentarios:

o_my_rey dijo...

Estoy de acuerdo no hablemos mas ni mal de este grupo, que aunque para mi son indiferentes, todos necesitan respeto como otros grupos y esta en mi pensamiento que mientras no se metan conmigo no me metere con ellos

Uva Puta dijo...

Que viva!!

Virgilio Sofistófeles dijo...

¿Tolerancia? Patrañas: la ley de la que hablas en la encuesta de la semana lo deja claro: discrimina a los fumadores. ¿Que los no-tolerantes al humo podrían optar por no entrar ellos a restaurantes? No, mejor demagogia política. ¿Que si el humo de tabaco representa un gasto en salud compensado con creces por los impuestos especiales sobre el producto? Bah, no importa: jodamos a los fumadores. ¿Que si es una decisión personal en la que incluso los padres se ven relegados? Pamplinas: lo de hoy es la represión progresiva para educar a la ciudadania a aguantarse. ¿Que si es una estupidez absoluta? ¡Por supuesto! Pero ser estúpido está de moda, y el que opine distinto, es delincuente. En suma, toca joderse. Así que ya pueden los emos y todos los demás sufriditos sociales irse a tomar aire, con la que se nos viene encima.