miércoles, 7 de octubre de 2009

El matrimonio, el hedonismo y las risas

La típica escena que uno espera al ver a algúna amiga es un abrazo efusivo, beso en la mejilla, quizà en las dos y despues comienzan las dos a platicar lo mucho que ha pasado en sus vidas, interrumpiéndose solamente por las apresuradas respiraciones que buscaràn contener la mayor cantidad de aire posible solo para continuar hablando...

Claro eso pasa con los amigos normales, pero no... Comenzó hoy como a las 8 de la noche cuando fui a ver a una amiga a la facultad de arquitectura en CU, iba conmigo su hermano, el novio de su hermano y con ella su novio. despues de caminar, platicar etc... llegamos a un lugar de comida y pedimos... de pronto así como si habláramos de la ropa de alguien o cualquier cosa sin importancia ella dijo... "Nena... Me voy a Casar"

Cuando recibes noticias de ese tipo, no puedes dejar de pensar en la forma en que van a cambiar las cosas y si, lo acepto es parte de ese miedo a envejecer que he tenido alarmantemente constante desde hace un año mas o menos...

Y es gracioso si nos ponemos a pensar en el post anterior pues el contraste y la analogía de su situación de estabilidad y la mia en que siento que lo único que no hay es algo que permanezca. De esto pienso que es bello que ella haya encontrado lo que buscaba, que era compartir su vida con alguien a quien ama y ser compañeros en la vorágine de problemas, desventuras, venturas, simplicidades, complicaciones, aburrimientos, sinsabores, dejavús, desconciertos y cuantas situaciones podamos imaginar... y sigo, con esa confrontación entre lo suyo y lo mio, y hoy me pregunto si lo de la gente como yo, que vive el hoy sin reparar demaciado en lo venidero, (al menos en cuanto al amor, pues lo profesional es harina de otro costal) realmente buscamos para nosotros satisfacer únicamente nuestros impulsos hedonistas... o si somos un poquito menos interesantes que eso, y lo que realmente nos frena es el miedo a ser lastimados...

Graciosos los estados de ánimo, risa frenética justo después de dar con lo que alguien creería es lo más evidente en este asunto....

3 comentarios:

lezzoh dijo...

el miedo puede tener muchas caras.

DL

Virgilio Sofistófeles dijo...

"...interrumpiéndose solamente por las apresuradas respiraciones que buscaràn contener la mayor cantidad de aire posible solo para continuar hablando..."

Jijiji, en eso se nota que el post lo escribió 'Kike': es sabido que las mujeres han desarrollado la capacidad de hablar sin comas.

El Pato que te observa dijo...

bueno lo de nosotros creo que es cautela que después con la simple idea del matrimonio se convierte en miedo, no hay uno sin el otro jaja es como un proceso,aunque déjame decirte mi querido vanyo que conforme pase lo mismo con nuestros conocidos y conocidas la sensación comparativa de nuestra vida aumentará, y en un descuido podemos ser nosotras aaaa que terror que cosas asi no te distraigan y hagan que pienses "y yo porque no?"