sábado, 24 de abril de 2010

Ser Bisexual


Esta semana tuve muchas conversaciones en las que se mencionaba a la bisexualidad, y es curioso como en la mayoría de ellas me percaté (y no por ser muy suspicaz) de un rechazo hacia cualquier tipo de relación con un bisexual. Esto me hizo recordar mis años de prepa donde, al igual que muchas más personas, al descubrir que mi orientación sexual no era hetero, me proclamaba abiertamente bisexual. Esto como en otros casos, sólo fue la etapa previa a la inminente salida del closet.

¿Qué nos pasa entonces con la bisexualidad? a juzgar por experiencias propias y de gente cercana a mi, nos provoca una inevitable asociación directa con indecisión. Lo cual se traduce, en una pareja, a la sospecha de una infidelidad.

Como normalmente sucede al cuestionarnos un asunto, es que caemos en generalizaciones bárbaras donde nos podemos encontrar a quien afirme que todo bisexual es infiel y la contraparte en que categóricamente se niega la posibilidad de una indecisión, sino una orientación sexual dirigida hacia el amor, o el deseo hacia alguien en específico prescindiendo de las limitantes de género.

Ustedes qué me dicen? todos tenemos un desliz? conviene o no tener una relación con un bisexual? o es tan difícil como tenerla con un homo o un hetero.
Saludos a todos!


9 comentarios:

Fungi Bitch dijo...

pues es mas dificil, xq si evidentemente te rechazan, creen q seras mas promiscuo pero no simplemente te atraen ambos generos y ya y aunq al principio para muchos es su primer paso para salir del closet para otros es nuestra forma de ver las cosas... asi tenemos mas probabilidades de tener mas citas hahahahah

El Pato que te observa dijo...

Creo que el problema se crea a partir de la ciertisima frase "le tira a lo que se mueve" y bueno teóricamente con ello el numero de personas de las cuales nuestro porcentaje de inseguridad desconfíe se multiplica severamente, ademas de que las comparaciones son inevitables, y entre géneros resultan de lo mas incomodas..."corta vida a los bisexuales!!!"

lezzoh dijo...

jajaja me genera arta risa que estigmatizen tanto a los bisexuales, la gente gay (masculino y femenino) discriminan a los bisexuales, como los heterosexuales discriminan a los gays, osease.. jodidos los bisexuales por que tanto los hetero como los gay los discriminan.

y por que les tienen miedo a los bisexuales?, faciL!!! a nadie le gusta la competencia.

imagina : no solo te tienes que cuidar de que una mujer te baje a tu mujer, ahora te enteras que tambien un hombre podria ser.

es pura pinche insensata paranoia, pero que le vamos a hacer, la gente que no esta seguro de quien es y lo que tiene esta condenada a cargar con esta cruz.

Lastima que al final.. son en este caso los bisexuales los que pagan el plato roto.

DL

Anónimo dijo...

yo creo q el miedo se basa en que la gente engaña y hay muchos bi que lo hacen mas evident. osea es como dices chaparro (omnisextar) no es orientación sexual es condicion humana los bi son tan infieles como los hetero o gays pero cala más que sea por alguien que no sea de tu sexo porque lo sientes doble.

ADK

Virgilio Sofistófeles dijo...

Mmm, apliquemos la taxidermista, y vámonos por partes.

La infidelidad, y su contraparte, ya quedamos, es una costumbre, y no tiene nada que ver con orientaciones sexuales. Todos podemos ser fieles o infieles. Y la complejidad de formar una relación estable de pareja, sana y agradable, lo mismo: la tenemos todos.

La pregunta, ¿daña a la relación una infidelidad expresa con persona del sexo opuesto al de la pareja? ¿Daña a la pareja? Sí, claro que sí, a ambas la respuesta, aunque haya hombres que, pendejamente, digan, "por mí mejor", o mujeres que digan "pues si es así ni me importa". Esto, si el rollo que se traen los dos que llamamos pareja es el de una relación sana, estable y agradable.

Pero, en el caso de que el ente bisexual --ente pues no sabemos si es hombre o mujer, estamos haciendo aquí un constructo, no un determinante personal-- cometa, una o muchas veces, infidelidad con una persona del sexo opuesto al de su pareja corriente, no hay ni la mitad de daño ante la posibilidad, ojo, la posibilidad sólamente --el hecho consumado, ni lo mencionemos-- de que la dicha pareja del ente cometa infidelidad con alguien del mismo sexo del bisexual. Porque, en esos caso, no sólo son los celos, el dolor, el daño a la relación lo que emerge. Siempre, SIEMPRE, en esos caso, hay una probabilidad altísima de que, ADEMÁS, emerja la envidia: "¿por qué tú sí con esa persona y yo?", piensa el ente, afectadísimo de que su pareja pueda con alguien a quien el ente será, quizá, indiferente. Esa exclusión no la pueden tolerar, por norma y generalidad de facto.

Así que ya ves: cuando vemos el tema sin involucrarle periféricos, no es tan así y así como parece, ¿verdad? Uno suele pensar que el bisexual es el discriminado --quién sabe por qué, finalmente en una fiesta tiene el doble de posibilidades que un hetero o un homo--, pero más bien termina por discriminar al mundo, como casi todos, por cierto. Sólo que lo hace por partida doble, XD.

Virgilio Sofistófeles dijo...

jojojo, yo que me río tanto de los que sólo aprovechan que alguien diga para decir, sin fijarse realmente en lo que el diciente inicial dijo, y me aviento un comentario kilométrico, xDD.

BUeno, pues eso: el verdadero problema no es la bisexualidad ni la infidelidad posible, sino la envidia recalcitrante que el bisexual llega a sentir, haya o no haya un tercer ente involucrado con su segundo. Lo chido es que tú no eres envidiosa, ni paranoica, mi Van.

M dijo...

Ser bisexual es simplemente un sentir, no incluye infidelidad. Es la simple atraccion hacia una mujer o un hombre indsitintamente.
Despues de muchos años, y de dudar hasta yo misma que me gustaba, me declare netamente BISEXUAL! Y jamas deje a un hombre por una mujer, a una mujer por un hombre ni necesite a la contraparte en medio de una relacion. esos son temores insostenibles

Estrella Omnisexual dijo...

Yo creo que está el tema puesto sobre la mesa y todas las opiniones son válidas. El centro del debate es que a quien se la hacen, busca que se la paguen y es muy fácil etiquetar, por miedo a un nuevo daño. Definitivamente quien es infiel lo es independientemente de que sea hetero, bi, gay etc.

Hanna dijo...

wolas! aqui de vista por tu blog
e invitandote a nuestro blog

d--lirium.blogspot.com
esperamos te nos unas